Propuesta de Urbanismo Táctico para el crucero de la Av. 20 de Noviembre y Revolución

 

El domingo 20 de Marzo del 2016 realizamos el ejercicio de Urbanismo Táctico en el crucero de la Av. 20 de Noviembre y Av. Revolución, participamos los miembros del colectivo así como algunos vecinos de la zona, familiares y amigos. También nos acompañaron dos agentes de tránsito y el subdirector de Desarrollo Urbano el Arq. Juan Carlos. Realizamos un conteo peatonal en el momento del ejercicio y resulto un total de 381 transeúntes caminando por la zona durante el ejercicio.

El ejercicio tuvo una duración de tres horas, de 10:30 am a 1:30 pm. La dinámica de ese día fue la siguiente: Nos citamos los miembros del colectivo en la esquina de la calle Isauro Acosta para esperar a que llegaran los participantes, una vez todos reunidos nos pusimos nuestros chalecos naranjas y preparamos el material que necesitábamos para realizar la intervención, los materiales fueron los siguientes: conos naranjas, cinta maskingtape, flexometro, planos con la geometría propuesta, tiralíneas, gis y pintura de aerosol. Después asignamos tareas entre los miembros del colectivo y los participantes que querían apoyarnos.

Nos dividimos el trabajo para hacer el trazo de las orejas propuestas, comenzamos por medir en la calle la geometría propuesta en el plano y después colocamos los conos. Hicimos esto en las tres esquinas, estuvimos analizando cual era el comportamiento de los peatones, los automóviles y el transporte público con los nuevos radios de giro que delimitaban los conos colocados, es así como después de una horas de analizar el comportamiento, nos dimos cuenta de que en algunos lados teníamos que reducir o ampliar, marcamos con gis y movimos los conos, volvimos a analizar el comportamiento con este cambio de conos y nos pareció que funcionaba bien ya que ni los autos ni el transporte público tenían problema de dar vuelta. Posteriormente marcamos con pintura de aerosol los puntos donde estaban los conos.

Después de la intervención y el análisis, los objetivos inmediatos de la propuesta son:

Generar y pintar orejas en las esquinas para reducir la distancia de cruce peatonal, para reducir los radios de giro. 

Pintar cebras peatonales anchas, eliminar la vuelta continua o generar un semáforo con tiempo peatonal. 

Anuncios

Pueblos mágicos, los que se caminan

Texto: Fabián García Estrada

@mexarq

En nuestro país existen ciudades pequeñas y en particular pueblos que mantienen sus costumbres socioculturales, su historia, monumentos, tradiciones y valores, y que a raíz de esto poseen un gran potencial que necesita ser reforzado y empoderado para mantener sus riquezas tangibles e intangibles. Desde el año 2001 la Secretaría de Turismo Federal creó el programa Pueblos Mágicos.

Este programa buscó apoyar el desarrollo turístico municipal, estatal y regional, propiciar el desarrollo sustentable, fomentar la oferta turística y favorecer la dotación de infraestructura en apoyo al turismo. En este caso, además de beneficiar la mejoría económica de estos pueblos en base al turismo, el Programa habló de desarrollo sustentable y dotación de infraestructura que podría llamarse “adecuada”.

Valle de Bravo, Edomex.
Valle de Bravo, Edomex.

Desafortunadamente el Programa no menciona una parte importante del “desarrollo sustentable” que es la movilidad no motorizada, así mismo no explica a qué se refiere puntualmente la “dotación de infraestructura en apoyo al turismo”. Sobre esto último habría que puntualizar algunos conceptos:

Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García
Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García

Existen ejemplos exitosos dónde algunas comunidades han logrado mejoras importantes en cuanto a la calidad del espacio público y su movilidad, mucho de ello al menos en las cercanías de los atractivos turísticos. Logros principalmente obtenidos a través de propuestas ciudadanas concretas y autoridades sensibles al tema. Sin embargo no es lo común. Muchos de esos pueblos han estado envueltos en la miopía de los tomadores de decisión y de la ignorancia y apatía de sus ciudadanos.

Jiquilpan, Mich. // Foto: Fabián García
Jiquilpan, Mich. // Foto: Fabián García
Jiquilpan, Mich. // Foto: Fabián García
Jiquilpan, Mich. // Foto: Fabián García

Dentro del programa Pueblos Mágicos deben existir requisitos puntuales en el tema de dotación de infraestructura, requisitos claros que impulsen y refuercen la infraestructura para caminar. Así mismo se requiere ir más allá de sólo mejoras al espacio propio para llevar a cabo esta actividad. Se debe hablar de dotar y mejorar el transporte público, gestionar el uso del automóvil (que en la mayoría de los casos su situación actual es caótica y generadora de gran congestión y contaminación en estos pueblos y ciudades pequeñas), controlar el suministro de mercancías y el acceso de autos a ciertas zonas. Para esto se tienen instrumentos como calles de tráfico calmado, calles compartidas y calles peatonales.

El estacionamiento debe ser tomado como uno de los factores más importantes por gestionar también. Prohibir el estacionamiento y en algunas zonas controlarlo con parquímetros son de las estrategias que pueden resultar en medidas potenciales para obtener una mejoría en la calidad del espacio público y su economía. Muchas veces hemos visto prohibiciones al estacionamiento, pero si la distribución espacial para los diversos actores lo permite, los autos se estacionan. Es un problema dado a raíz de varias circunstancias como la nula cultura de respeto a las leyes, pero la más importante es porque la infraestructura lo favorece. Mucho se ha hablado de cómo mejorar la “cultura vial” pero el principal educador y ordenador del espacio público es la infraestructura misma.

 

Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García
Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García
Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García
Coatepec, Ver. // Foto: Fabián García

En este sentido lo preferible es controlar el estacionamiento para generar y obligar recorridos a pie donde las personas puedan, durante su camino, aportar al comercio que no se encuentra precisamente en las zonas de mayor atracción y la derrama económica favorezca a otros sectores. Sin lugar a dudas el caminar es lo que hace mejorar la economía local.

Hay mucho que adaptar y actualizar en las políticas públicas. Es por esto que se deben repensar los lineamientos de Pueblos Mágicos para exigir el control de la movilidad motorizada, propiciar la movilidad en bicicleta y a pie y sobre todo el buscar la prioridad peatonal de ciertos sectores, principalmente cercanos a los espacios más emblemáticos y característicos de estas comunidades. Sin embargo ese efecto beneficiador debe continuar hacia zonas menos visitadas y mejorar las condiciones de vida de la población local en general. Con esto se puede ir generando un tejido urbano sano que pueda expandirse a mediano plazo. La participación ciudadana es clave en estos procesos.

Bernal, Qro.
Bernal, Qro.

Conociendo la experiencia de 15 años de Pueblos Mágicos, sus aciertos y debilidades, se tiene que trabajar en mejorar y ampliar el programa inclusive expandirlo hacia zonas barriales. Esto se refiere a zonas dentro de ciudades medias y grandes así como zonas metropolitanas que por sus características no pueden ser candidatos a Pueblos Mágicos propiamente. Muchas ciudades tienen comunidades locales que mantienen su historia, tradición y monumentos a costa del crecimiento exponencial y muchas otras han absorbido en su desarrollo a pueblos que fueron periféricos y que poseen características importantes para ser apoyadas en su desarrollo y economía local.

La Merced, Ciudad de México.
La Merced, Ciudad de México.

El implementar un programa como Pueblos Mágicos pero a escala barrial ayudaría a esos espacios que no cuentan con apoyo más que el de sus habitantes para poder mejorar sus condiciones y sobretodo su infraestructura hacia las personas.

La sociedad civil organizada junto con especialistas debemos buscar abrir estos temas dentro de las agendas gubernamentales. Pensemos en estas ideas y busquemos los instrumentos para llegar a propiciar el disfrute de estos atractivos y el mejoramiento de sus comunidades sabiendo que la mejor manera posible de hacerlo es a pie.